¡Qué orgullo ser vasco… y del Athletic!

Ya acabó el partido. Y el árbitro Mateu Tonto (qué buena definición de San Mamés) es dos veces sinverguenza. Una por lo expuesto en mi anterior comentario y otra por lo que hizo en el minuto 86. Tenía remordimiento de conciencia por lo que había hecho en la acción de Amorebieta… y va y expulsa a Villa por una supuesta agresión a Gurpegui. Si esa jugada sucede en el minuto 15 del primer tiempo está claro que el colegiado no le presta ni la más mínima atención. Lo que sucede es que sabía que había favorecido al poderoso y quería quedar bien con la parroquia bilbaína. Mateu además de sinverguenza eres tonto… y tonto de baba.

Sin embargo, no te voy a dar más protagonismo en esta página de mi amigo Kekov. Te cargaste el partido y no dormirás bien durante mucho tiempo. Por eso, insisto en una expresión canaria que define claramente lo que quiero decir. “Vete a acostarte… y no te levantes más Mateu Tonto”.

Y ahora voy con mis sentimientos. Hoy más que nunca me siento tremendamente orgulloso de ser vasco… no español. De que mi aita natural de La Calle La Ronda del Kasko Viejo me haya inculcado el infinito amor que le profeso a esa bendita tierra euskalduna. De que mi aitite haya venido al mundo en ese bendito rincón norteño llamado Lekeitio. De que mi aita me haya transmitido lo que siento por nuestro Athletic, el mejor equipo del mundo. Es tan grande lo que late en mi corazón por el conjunto rojiblanco que se resume una vez más en pocas palabras.

Iba a comenzar el partido, estaba viendo La Sexta, escuchando el himno,… y de repente se me derramaron las lágrimas a 3.000 kilómetros de distancia de nuestro bendito País Vasco. Hay bajonas que son chungísimas, pero la que me dio esta noche fue súper agradable, fue grandiosa, fue maravillosa, fue algo que no se puede explicar con palabras. Una vez más sentí algo en mi corazón que es lo que es… y punto. Sencillamente es genial ser del Athletic. Mi mujer Zuriñe me lo notó, me agarró la mano izquierda, me preguntó si estaba emocionado… y yo no pude responder hasta que pasaron unos minutos. Sí, me emocioné y le agradezco a mi aita que mi corazón se ponga a infinito cuando veo San Mamés, escucho la palabra Athletic, veo un partido del Athletic,… ¡GORA EUSKALHERRIA ENTERA, GORA ATHLETIC,… Y A LOS FACHAS QUE LES DEN POR ….!

P.D: Ví el resumen del Levante-Real Madrid. Sergio Ramos hace una entrada terrorífica a un contrario… y el vendido de Enrique Ortego dice que como mucho es tarjeta amarilla cuando era una roja de libro. Retírate del periodismo Ortego que estás acabadísimo y se te ven los colores desde Tenerife. ¡VETE A ACOSTARTE TU TAMBIEN ESPAÑOL!

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Una Respuesta para “¡Qué orgullo ser vasco… y del Athletic!”

  1. aficionado pusilanime dice:

    Como te calientas Iñaki, semejante gudari. En 5 minutos le llamas tonto y español al pobre de Mateu..

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.