Casualidad fatal en el automovilismo

Parece increible que, en un mundo tan controlado como el automovilismo, aún se den circunstancias tan extrañas y peligrosas en los circuitos de velocidad…

Hace sólo unos días presenciabamos un terrible accidente, cúmulo de casualidades, que supuso la muerte de un joven piloto de 18 años en la Formula 2 (Henry Surtees). Un rival perdió una rueda, con tan mala suerte que ésta terminó estrellándose en su cabeza. El impacto fue mortal (imaginemos una rueda con su llanta impactando en nuestra cabeza, sin parabrisas, a más de 200 por hora) y todo fue recogido por las cámaras.

Pues tan sólo una semana después resulta que presenciamos algo parecido. Si bien en Formula 1 las ruedas van ancladas al coche para que no se desprendan, el piloto Felipe Massa estuvo a punto de morir. El coche de Barrichelo perdió un muelle de algo menos de 1 kg de peso que impactó en su cabeza. Quedó inconsciente y su coche se empotró al hacerse un recto a gran velocidad.

Afortunadamente, tras una operación donde le indujeron el coma, parece que está fuera de peligro y sin daños cerebrales. Esperemos que estas desgracias no vuelvan a repetirse, porque realmente son difíciles de prevenir.

Etiquetas: ,


Seguidor incondicional del Athletic Club que no se pierde un partido. Firme defensor de Lezama como el remedio a casi todos los males. Cree firmemente que algún día Pep Guardiola entrenará al Athletic Club de Bilbao. Siente respeto por el resto de clubes vascos. En Google Plus: harrobi+

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.