Chapeau Jokin

Ni soy amigo de Caparrós. Ni lo conozco personalmente. Lo más cerca que lo he visto ha sido en el Trofeo Teide que disputó el Athletic el pasado verano aquí en el Valle de La Orotava en Tenerife donde me saqué una foto con él en el Hotel Maritim y varias veces que he estado en Lezama observando los entrenamientos de nuestro equipo del alma. Ni por supuesto me ha invitado a comer para que hable bien de él en estas páginas (¡faltaría más, porque sólo soy un modesto escribidor!). Digo lo que pienso con sinceridad y con un trasfondo limpio: el amor que sentimos todos por el Athletic. Y no se trata de defender a Jokin por decreto. Comete equivocaciones. Unicamente me gusta y estoy de acuerdo con sus decisiones y sus manifestaciones en un 90% de los casos.

Y llegados a este punto tengo que manifestar que la rueda de prensa de hoy miércoles de Caparrós en Isla Canela ha sido ciertamente portentosa. Ha dicho verdades como puños y ha explicado muchos cuestiones con sencillez dando en el clavo.

Comenzamos. Tema Balenziaga. No está proscrito (término fortísimo) como dicen algunos para desestabilizar. Caparrós cree que el jugador donostiarra necesita 40 partidos de regularidad, va a optar por otro lateral que está prácticamente atado, Castillo, para acompañar a Koikili y piensa que Balenziaga no debe estar en la grada. Eso es actuar con talento. No está desprestigiando al guiputxi (dicho con muchísimo cariño). Desea que crezca para recuperarlo en las mejores condiciones. Yo discrepaba con Caparrós en este tema. Sin embargo, si realmente se cumple la llegada de un futbolista más experimentado, me convence la idea.

Nos centramos en Murillo. Caparrós ha dicho lo que algunos pensábamos. Requiere de minutos tras estar mucho tiempo lesionado. Y lógicamente en el Athletic lo va a tener crudo. No descarten una cesión.

Por otro lado, le manda un recadito a alguno de sus pupilos. “Hay que tener la mentalidad de querer ser jugador del Athletic”. Más claro que el agua.

Además, Caparrós comentó algo muy importante. ¿Por qué el Athletic no tiene a ocho o nueve futbolistas jóvenes cedidos en equipos de Segunda División A que se puedan ir fogueando para regresar más curtidos tanto en el apartado personal como profesional?. Magnífica pregunta. Fallan los contactos y las influencias en otros clubes. Esto último es de mi propia cosecha. Y Jokin puso como ejemplo al canario Silva. Aún era juvenil y se marchó a Eibar y luego al Celta a crecer primero en el fango de la categoría de plata y luego en una escuadra modesta de la élite. En cambio, muchos de los nuestros han ido al Eibar y se han precipitado al vacío. Y eso que estamos cerca de Ipurúa. Ya me dirán ustedes cómo funcionó la cesión de una canario, Silva, en tierras vascas (¡sólo pensar en el frío…!) y nuestras operaciones no cumplen los objetivos marcados. Insisto, falta emplear el coco con fuerza y determinación.

Y por último Caparrós habló del equipo juvenil subcampeón de Copa y de que “si el 70 o 75% de esos chavales no llegan a la primera plantilla es para pedir responsabilidades a alguien. Hay que apoyarlos mentalmente”. Esa es la clave. Falta mentalidad, dedicación, ganas, esfuerzo, casta,… por querer enfundarse la camiseta del Athletic y más tarde ya pensaremos en los millones.

Repito, no soy amigo de Caparrós. Unicamente comparto muchas de sus opiniones y actuaciones. Y en la última rueda de prensa ha estado genial. Chapeau Jokin.


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

2 Respuestas para “Chapeau Jokin”

  1. kekov dice:

    Ay Iñaki, que no me hacías caso cuando en el post anterior comentaba que lo de Balenziaga era pa fichar a Castillo…
    Creo que en ese mismo comentario hablé del tema de las cesiones… a ver si el Real Unión se aprovecha, siempre y cuando el puto politiqueo lo permita.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.