El adiós de un señor: Murillo

Quede claro que no me considero un vanidoso, ni un gilipollas, ni que averigué la pólvora el otro día porque está inventada hace mil años. Sin embargo, lo que uno escribe queda para lo malo… y para lo bueno sin considerarse uno una estrella porque soy un matado al que un buen amigo llamado Kekov le deja decir lo que piensa libremente en esta página independiente. Pues a lo que voy. ¿Recuerdan cuando hace algunos meses uno escribió, y ahí está la hemeroteca, que Gurpegui y Ustaritz la habían encharcado por sus nefastas declaraciones en algún medio por no jugar y en cambio Murillo se había comportado como un señor porque seguía trabajando sin abrir el pico y sin insultar a su técnico, cosa que casi casi hizo el miedoso de Ustaritz?. Pues el tiempo da y quita razones… no a un servidor por supuesto si no a las personajes.

Murillo abandona el Athletic como un auténtico caballero. Y ahí están los hechos. Ha manifestado el jugador donostiarra en Mundo Deportivo que “llevaba doce años en Bilbao y el Athletic me ha dado la posición que ahora tengo en el fútbol y lo que quería era salir bien, no querer hacer daño a nadie”. Palabras majestuosas de Murillo. Se va tremendamente agradecido y lógicamente por dentro mosqueado, pero no lo hace con rencor ni diciendo auténticas sandeces como en su día hizo por ejemplo Ustaritz.

Y es que quizás Murillo ha visto que no tiene sitio en nuestro Athletic. En su día tuvo lesiones que mermaron su rendimiento y se ha quedado un poco estancado. Y es una pena porque con 18 años (temporada 2001-2002) debutó si no recuerdo mal en El Camp Nou ante el Barca de la mano de Jupp Heynckes y luego fue pieza básica en temporadas complicadas donde luchamos por no descender y en campañas bonitas donde jugamos Uefa (curso 2004- 2005 disputando 43 partidos ente Liga, Copa y torneo europeo). Sin embargo, por “X” razones ha perdido su sitio, él lo sabe,… y se ha convencido de que lo mejor es hacer las maletas. Pero emprende el camino del adiós, insisto, como un auténtico caballero, sin reproches.

En fin, estimado Murillo, podrás haber jugado mejor o peor, pero quedará tu señorío y tu madurez para la historia. Y este aspecto es en muchas ocasiones más importante que la cuestión futbolística. Un fuerte abrazo Ander y que te vaya bonito en El Celta.

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Una Respuesta para “El adiós de un señor: Murillo”

  1. kekov dice:

    Pues sí, qué fácil es quedar bien. Toda una lección de Ander. Ojalá le vaya bien, cualidades creo que siempre ha tenido, pero ahora debe buscar su sitio. Suerte!

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.