El mejor stopper de Europa

Ser catalogado mejor stopper de Europa en la temporada 76-77 no está al alcance de cualquier futbolista. Y más si cuentas con la dificultad de militar en “un equipo con menos resonancia” que un Madrid, un Barcelona, un Bayern de Munich, un Liverpool,… Pues el eibarrés Agustín Guisasola lo consiguió militando en nuestro Athletic, aquel equipo rojiblanco que en esa campaña eliminó al Basilea, Racing White, Milán, Barcelona,… en la Copa de la Uefa y que sólo el valor doble de los goles en campo contrario nos privó de conquistar un título europeo ante la potentísima Juventus de Turín.

Agustin GuisasolaGuisasola fue un defensa rocoso, recio, con una casta encomiable,… que hizo historia en el Athletic. Pertenece a esa camada que surgió a principios de los 70 junto a Villar, Carlos Ruiz, el último Pichichi del Athletic, Rojo II,… y que llevaron a las vitrinas del conjunto rojiblanco la Copa del año 1973 lograda ante el Castellón. Y eso que pudo pertenecer a la Real Sociedad o al F.C. Barcelona. En edad juvenil, tuvo tres ofertas y afortunadamente se decantó por el Athletic. Y aunque le costó pronto se consolidó en la defensa rojiblanca erigiéndose en goleador en las campañas 72-73 y 73-74 donde marcó diez tantos. Y su principal caballo de batalla, conseguir su peso ideal. En 1979 el técnico Senekowistch le puso las cositas claritas y le hizo adelgazar ocho kilos para contar con su servicios. Logró su objetivo, completó un gran año y el seleccionador nacional Kubala le hizo debutar como internacional el 26 de marzo de 1980 ante Inglaterra.

Posteriormente, las lesiones lo castigaron y comenzó a pensar en la retirada. Sin embargo, aún tuvo tiempo de saborear la primera liga de Clemente conquistada en La Palmas. Ese curso disputó cuatro partidos y supo junto a Rojo y Tirapu transmitir el sentimiento athletic a jóvenes (Urquiaga, De La Fuente, Liceranzu, De Andrés,…) que luego fueron pilares fundamentales en el Athletic. Y una anécdota con todo el cariño del mundo. En la celebración de la liga del año 83, Agustín Guisasola se precipitó a la ría cuando fue a saltar a La Gabarra. Fue la alegría de un futbolista que sintió al Athletic y lo demostró en el terreno de juego durante trece campañas. ¡Aúpa Guisa!


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.