Esta Copa es nuestra

Aficionado del Athletic de BilbaoDa la sensación que el tiempo no pasa. Estamos esperando La Final de Copa como la amatxu que está embarazada y quiere que nazca su txikia cuanto antes. Lógico, tras  veinticuatro años, la ansiedad es máxima. Podemos ganar El Trofeo y el aficionado rojiblanco está — estamos — desesperados y llenos de emoción por celebrarlo por la ría subiendo en La Gabarra. Yo confío plenamente en nuestro Athletic. Mucha gente nos está dando por muertos, pero se van a llevar una desagradable sorpresa. El Athletic va a ganar La Final. Y lo va a hacer porque tiene más ganas que el Barca. Porque va a saltar al terreno de juego a por todas y ahogará al Barca. Porque el Barca sabe perfectamente — no lo reconocen evidentemente — lo que significa La Copa en Bilbao y eso les va a influir negativamente. Porque a un partido el Athletic puede ganar al Barca. Porque los jugadores rojiblancos son conscientes de que tienen el apoyo de todo un pueblo detrás. Porque nuestros jugadores van a mirar a los ojos a sus homónimos del Barca y les dirán con la mente: “tu eres mejor técnicamente que yo, pero con mi entrega y mi garra te voy a ganar el partido”. Porque el Barca acusará el hecho de no haberse proclamado campeón de liga el pasado domingo. Porque el Barca acabó el choque ante el Villarreal mermado física y mentalmente. Porque las bajas de Iniesta, Abidal y Henry son importantes para  el Barca. Y en definitiva, porque esta Copa es del Athletic sí o sí.

Lo que no me ha gustado es la repetición infinita de las desagradables imágenes de La Final de 1984. Algunos generadores de violencia, caraduras y falsos se han dado gusto repitiendo hasta las saciedad la entrada que le hizo Goiko a Maradona en el Nou Camp. Ya me hubiese gustado el mismo trato con el gran Figo cuando le destrozó la carrera a César, jugador del Zaragoza, con una acción descomunal y detestable que apartó al jugador maño de los terrenos de juego. Y encima se están recreando con las imágenes que se vivieron al final del partido de Copa. Y me produce un descojono impresionante escuchar al provocador de Schuster – ese individuo que dijo en su día que “ir a Bilbao era como ir a Corea” (yo le respondo Gora Bilbao, Gora Vizcaya, Gora Athletic y Gora Euskadi) — manifestar que “aquello fue un espectáculo bochornoso por la presencia del Rey en la grada”. Tendría que haberlo pensado usted antes amigo, porque ese día dio patadas, enseñó los cuernos, tiró objetos a la grada,… En fin, Schuster la armó y no supo perder, al igual que la estrella Maradona, ante once aldeanos.

Athletic, mesedez, no nos falles que queremos celebrar un título después de veinticinco años. Y es que uno ya se imagina diciendo: “somos campeones“. ¡Joder, qué bien suena!. Y más teniendo la copita en miniatura como la tiene un servidor en un sitio preferencial de mi casa aquí en Tenerife. Ganemos o perdamos le estaré infinitamente agradecido a mi aitatxu por haberme transmitido el sentimiento Athletic desde que estaba en la cuna. Eskerrik asko, aita, nunca te podré devolver con dinero lo que me has dado. A por ellos. ¡ATHLETIC BETI ZUREKIN!

Etiquetas: ,


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Una Respuesta para “Esta Copa es nuestra”

  1. Jon dice:

    Quién está dando por muerto al Athletic? Por lo que veo y escucho por aquí (en Bilbao) está pasando justo lo contrario.
    No, si al final será una sorpresa si gana el Barça…

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.