Me alegro un montón por Mendilibar

Mendilibar en un entrenamiento con OsasunaSí, me alegro muchísimo porque a Mendilíbar le vayan bien las cosas en Osasuna. Dos victorias y un empate en cuatro partidos le están permitiendo abandonar poco a poco la zona de descenso y ya divisa el peligro a seis puntos. La evolución del conjunto navarro con Mendi en su banquillo es muy positiva y le da la razón a su espera de querer entrenar en primera división (está tremendamente capacitado) y no precipitarse a la hora de aceptar alguna oferta que ha recibido de la categoría de plata.

Y es que Mendi es un técnico con proyección (porque nunca se termina de aprender en ningún aspecto de la vida), pero con bagaje suficiente para aguardar su momento en la liga de las estrellas. Y eso que empezó en el barro… Y dejando atrás sus comienzos en tierras vizcaínas, nos remontamos a sus magníficas vivencias en La U.D. Lanzarote de 2ªB. El conjunto conejero bajo su mandato se clasificó dos veces para el play off de ascenso a 2ª A y se quedó a un pasito del fútbol profesional. Luego, encontramos su sobresaliente periplo en la S.D Eibar. Le faltó un milímetro para situar al conjunto armero en la élite. Y en su estancia en Valladolid ascendió a primera y estabilizó a la escuadra pucelana dos años entre los grandes. En el tercero quizás abusó cuando debería haberse ido y una trayectoria mala desembocó en su cese. Pese a todo, en la historia del Valladolid el nombre de Mendilíbar está escrito con letra mayúsculas porque aunque parezca fácil no lo es bajar de categoría y subir a la temporada siguiente. Y Mendi lo logró…

Además, el entrenador vasco es buen tío. Y cuando decimos buena persona la impresión que queda es que esa virtud está reñida con la de buen entrenador. Para nada pretendo decir eso. Mendi es buena gente y un técnico de altura. Ha triunfado allá donde ha estado… excepto en nuestro Athletic (donde retornará dentro de cinco o seis años. Pongo al cuño) porque algunos jugadores se quejaban de las lógicas palizas físicas de principio de temporada. Aún recuerdo las palabras del crack y niñato de Basauri afirmando que esas sesiones eran ilógicas… ¡Menudo gándul este sujeto!

Repito, algún día Mendilíbar regresará a nuestro Athletic y hará un buen papel.

Y por último me van a permitir contar alguna cuestión personal que “me une” al míster vasco. Cuando uno trabajaba en la radio aquí en Tenerife me puse en contacto varias veces con Mendi para hablar de la U.D. Lanzarote y siempre me dio un trato exquisito. Además, una vez me lo encontré por La Calle Sabino Arana en las proximidades de La Catedral cuando estaba acudiendo a un partido del conjunto rojiblanco y me dio mucha verguenza saludarlo a pesar de que me pareció  un tío campechano, humilde y buen tipo.

En fin, me alegro un montón porque Mendilíbar lleve la nave de Osasuna a buen puerto… excepto lógicamente cuando juegue con nuestro Athletic. Personas de esta tremenda envergadura profesional y personal triunfarán de lleno en la vida porque se lo merecen. ¡ZORIONAK MENDI!

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

2 Respuestas para “Me alegro un montón por Mendilibar”

  1. Anónimo dice:

    No me gusta como entrenador, pero me cae simpatico y muy majete

  2. Aranzamendi dice:

    Te puede gustar o no, muy respetable, pero sus méritos son innegables y acuérdate de una cosa. No soy Rappel, ni fantasma ni nada de eso… creo yo, pero Mendi va a terminar entrenando nuevamente al Athletic o quizás acabe en un At. Madrid por ejemplo. Al tiempo

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.