No hay que relajarse

Leo algunos medios de comunicación — la gran mayoría — y afirman que el Athletic ya está salvado. Craso error. Lo tenemos en la mano, pero matemáticamente no hemos conseguido el objetivo. Por lo tanto, menos bulos y más realidades. A Gijón hay que ir con la batería cargadita. Porque una derrota nos puede meter en algún lío en el tramo final de liga. Y además debemos ser ambiciosos y luchar por el noveno puesto. La mejor forma de encarar la final de Copa ante el Barca es acumulando victorias en la liga y no aferrándonos al término relajación.

Y por cierto, el sábado en el choque Madrid-Barca nos interesa que gane el conjunto merengue. El Barca tiene que llegar a la final con la liga aún en disputa. De esa forma estará nervioso y nosotros nos podemos aprovechar de esa circunstancia. Además, en 1984 decían que éramos inferiores a aquella escuadra blaugrana liderada por los provocadores de  Maradona y Schuster y luego les superamos. Yo confío plenamente en el Athletic porque en ese partido nuestros jugadores van a salir a muerte y harán el partido del siglo. Pero lo dicho, no vendamos la piel del oso ante de cazarlo en el torneo doméstico.


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.