No te digo nada y te lo digo todo

Mientras la gente se llena la boca hablando de la preconvocatoria de Javi Martinez y Llorente en la selección de Del Bosque, algunos aún seguimos pensando en el partido de Madrid. Es como para darle vueltas a la cabeza que el señor “gominas” Muñiz Fernández expulsase a Fernando Amorebieta por cortar una “ocasión manifiesta de gol“. ¿Qué es una ocasión manifiesta? Pues según parece en el Santiago Bernabéu una pelota que se perdería en fuera de banda si no golpea accidentalmente en un defensa, es una jugada peligrosísima. Sobre todo es peligrosa para el equipo visitante, que poco tiene que protestar una vez que el “gominas” hace lo que le viene en gana.

Caparros mira fijamente a Muñiz FernandezYo me quedo con la actitud de Joaquín Caparrós. Esta vez tengo que darle un sobresaliente. Tras el esperpento de la expulsión de Amorebieta y posteriormente de Iñaki Morán por protestar dicha decisión, Caparrós salió de su área a dar instrucciones y cuando se acercó el señor de la gomina a decirle que volviese a su sitio, nuestro amigo Jokin se quedó por un instante mirándole a los ojos diciéndole todo sin decir nada.

Esa mirada bastó para que Muñiz supiese que se había equivocado, que todo el mundo lo sabía, que no le teníamos miedo a él ni al Bernabéu y que más le valía tener cuidado porque no nos ibamos a dejar torear. Una mirada de esas que matan y que, por un instante, le hizo parecer del mismo centro de Bilbao.

Etiquetas:


Seguidor incondicional del Athletic Club que no se pierde un partido. Firme defensor de Lezama como el remedio a casi todos los males. Cree firmemente que algún día Pep Guardiola entrenará al Athletic Club de Bilbao. Siente respeto por el resto de clubes vascos. En Google Plus: harrobi+

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.