La realidad dicta sentencia: somos quintos

Bueno, queridos amigos, dos partidos del Athletic que veo en directo esta temporada…¡y dos victorias!. ¡Soy talismán Dios Míoooooo….!

Bromas aparte, estas dos últimas citas aún dejan chispazos en el ámbito rojiblanco. Y cuánto dan 180 minutos de juego porque una quinta posición, 51 puntos y liderando la opción Europa League no es suficiente bagaje para acallar críticas que con justicia o no circulan por El Botxo. Un servidor lo único que dice es que si estamos allá arriba no es fruto de la casualidad. Algo bueno estaremos haciendo para vivir momentos de dulzura, aunque eso no es óbice para no reconocer los errores que se están produciendo. Y es que yo soy el primero que da caña…

Llorente y Ekiza celebran el gol del Athletic en el SadarOsasuna 1-Athletic 2 – La imagen fue bochornosa. Y no me hablen de juego bonito, toquecitos, virguerías,… No, la lectura es más fácil. No fuimos un equipo, no supimos colocarnos, hicimos agua en todas las líneas, nos metieron otro gol de verbena,… y ganamos gracias al milagro que obró San Mamés. Una excelente jugada sirvió para meter un golazo y una pillería de nuestro crack, Iker Muniaín, nos dio una victoria fundamental. Sin embargo, nuestro primer tanto fue origen de estudio para estos analistas que se creen el no va más. Dijeron:¿no ven que si el Athletic toca, sabe jugar al fútbol?. Y yo contesto: ¿qué me quieren decir, que Kaparrós cuando da la charla táctica les indica que patadón pa arriba todo el partido?. ¡Por favor, literatos de tres al cuarto!. La clave radica en que a nuestros jugadores — casi todos – les quema la pelota, tienen mucho miedo,… y el recurso más viable es balones a Gary Cooper. Bueno, es mi opinión respetando otras lógicamente.

Sin embargo, nos llevamos los tres puntos y nos vinimos para Bilbao con una sonrisa de aúpa. Uno que en la previa había visto y hablado — me saqué la enésima fotografía con él — a un mito llamado DANI RUIZ BAZAN en los aledaños de El Sadar venía tan contento por la autopista que de repente a la salida de Pamplona dice mi cuñado: ¡Ahí va, mira el autobús del Athletic!. Le tocó la pita no sé cuantas veces y yo saqué la cabeza por la ventanilla y grité:

¡Athleeeeeeeeeeeeeeeeeetic!… hasta que me quedé ronco.
El conductor se asustó y por poco se la manda por nuestra culpa.

Y ya en El Botxo uno esperaba el derby ansiosamente. Buscando entradas… y lógicamente no encontré porque se agotaron de inmediato, pero gracias a mi amigo Agustín de Santutxu que me cedió el carnet pude ir a ver el partido.

Sábado 23 de abril. Seis de la tarde. Mi mujer Zuriñe y un servidor nos vamos pa Bilbao en el metro desde Sestao. Nos paramos en Moyúa y enfilamos La Gran Vía en busca del hostal donde nos íbamos a quedar esa noche para vivir luego el post partido. En medio, la procesión por delante de La Diputación hasta que llegamos al sitio indicado justo al lado del Puente del Teatro Arriaga. Fuimos a comer alguna cosita — con los nervios en el estómago –, dejé a mi señora porque no pudo ir y me fui pa La Catedral por La Gran Vía. Estaba sumido en un sueño de lo feliz que era con mi camiseta del mejor equipo del mundo, NUESTRO ATHLETIC,… y cuando llegué al recinto rojiblanco el ambiente era monumental. ¡Qué fiesta con la afición del Athletic y La Real hermanadas!. Busqué la puerta seis, subí las escaleras hasta Tribuna Este y cuando me asomé y ví el arco y el colorido sentí muchísimas ganas de llorar… ¡porque estaba muy contento coño y me estaba acordando de mi aita!. Sonó el himno del Athletic y la presión arterial se disparó. Era el tío más feliz del mundo. No me creía que estaba en La Catedral nuevamente y se me saltaron las lágrimas. Concluyó el derby y esperé unos minutos para abandonar San Mamés. No quería irme. Bajé las escaleras hasta la salida, volví a mirar al arco, me santigué tres veces y di gracias a Dios por ser del Athletic. Esto es lo más grande que me ha pasado en la vida y es una bendición llevar impregnado el color rojiblanco de Bilbao en el corazón hasta la muerte.

Sin embargo, lo sucedido en el derby está muy por encima de mis sentimientos. El Athletic ganó que es lo verdaderamente trascendental, pero creo que discrepando con otras visiones alargó esa fractura que asola al equipo. Estamos rotos, cada uno hace la guerra por su cuenta,… y lo ya indicado,… ¡qué miedo tenemos a pedir la pelota!. Excepto Muniaín que está en todas partes y Ekiza que no tiene pánico a la hora de pedir el esférico al guardameta… y algún otro (Javitxu u Orbáiz) el resto…¡están cagados joder, que lo ve hasta un pobre ciego!.

Además, observamos más cosas que son dignas de análisis. Debutó el portero Raúl y lo hizo francamente bien. Realizó paradas de relieve y se mostró seguro. Ahora bien, ¿por qué dicen algunas voces que Raúl es un portero de futuro?, ¿Tan buena es la trayectoria del titular Iraizoz como para pensar que el canterano no puede ocupar ese puesto el lunes en Barcelona?. Disiento abiertamente con esa máxima que apunta que Raúl es un portero de futuro. Es de presente…,de presentísimo si vale la expresión, y a Kaparrós no le tiene que temblar el pulso a la hora de elegir. Si Iraizoz no está fino como desgraciadamente ha demostrado… y muy recientemente, nos dejamos de tonterías… ¡y Raúl de titular!. Punto y aparte.

Lo dicho, Ekiza se consolida y no parece flor de un día su estabilidad. No se caracteriza por su bravura, pero se anticipa a casi todas con clase y le quita el balón al contrario con una limpieza absoluta a lo que debemos sumar su excelente colocación y concentración.

Asunto Beckembauer. ¿No les mosquea que de buenas a primeras haya salido de titular en Pamplona sin tener Baresi San José problemas físicos aparentes y que en el partido ante La Real haya sido titular en el lateral izquierdo teniendo a Koi en el banquillo?. Este tema desprende un olor fétido… Aunque lo tengo clarísimo. Mis dos versiones son: o kaparrós le ha dado la titularidad para que no incendie el vestuario con su actitud infantil de niño consentido… o Jokin ha recibido órdenes desde Ibaigane de otorgarle continuidad para que “se luzca” y de esta forma poder venderlo en junio. Algo ha sucedido…. Seguro.

Y un titular que me dejó estupefacto:”Gran partido de Llorente” o algo semejante decía El Corrreo en páginas centrales. Es vergonzoso que algunos manipulen la realidad…¡porque eso es mentira coño!. Resaltan su participación en el primer gol cuando es muy relativo… y en lo único que si estoy plenamente de acuerdo es que da una magnífica asistencia a Toquero en nuestro segundo tanto. Sin embargo, tergiversan cuando omiten que estuvo lo 90 minutos caminando por el césped tocándose los huevos, sin presionar… a pesar de que en el segundo acto, nuestro técnico kaparrós, le pedía — lo vi con suma claridad desde mi posición — sin cesar que se esmerara a lo que el señor Cooper respondía virándole la cara como diciendo “qué historias me estás contando”. Me descojono cuando escucho que Gary está cansado porque no ha tenido descanso tras la disputa de El Mundial. ¿Nos apostamos lo que quieran a que en el próximo encuentro de la selección española se parte el pecho?… ¡Y si eso sucede manda co…..!. Y somos tan bondadosos en La Catedral que despedimos al señor Cooper cuando fue sustituído con una sonora ovación…

Y una cuestión de chiste. Bueno, no es nuevo… data del s.VI a. de C., no sabemos saltar como hombres si no como nenitas. Quedó demostrado el otro día en un entreno en un choque entre Blandengue Ustaritz y Beckembauer y lo comprobamos ante La Real con el flamante lateral izquierdo que tenemos. Estamos con la mente perdida, no estamos concentrados,… y cuando saltamos nos llevamos la peor parte. ¡Resulta increíble!.

En fin, veo aspectos muy negativos en nuestro Athletic y no voy a volver a reincidir: no somos un bloque, tenemos mucho miedo a la hora de pedir la pelota, los errores son de bulto,… pero repito, ocupar la quinta posición con todo a favor no es fruto de que nuestro paisano Villar nos haya echado una mano. Es significado de que algo bueno estamos haciendo. Por ejemplo, meter goles… que ya es bastante. ¡AUPA ATHLETIC!.


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

5 Respuestas para “La realidad dicta sentencia: somos quintos”

  1. kekov dice:

    Eras tú el suicida que casi hace volcar el autobús del Athletic??? Jajaja

  2. Anónimo dice:

    super de acuerdo en todo, pero sobre todo en lo de Llorente

  3. Aranzamendi dice:

    Tu a nivel particular me dijiste una verdad como un templo:”El remate de Gary Cooper debió ser gol”. ¡Qué verdad tan grande!

  4. Aranzamendi dice:

    Juro por lo más sagrado que no tengo fobia contra nadie… ni me bajo los pantalones ante otros. Siempre digo lo que pienso acertada o equivocadamente. Seguramente lo segundo, pero lo hago con mucha sinceridad, honradez,… y sobre todo humildad… porque ni yo ni nadie está en posesión de la verdad absoluta.
    Me alegro un montón por los 16 goles de Llorente — faltaría más –, pero creo que es un mal rematador de cabeza — fíjense como siempre remata al bulto –, su trayectoria meteórica en las primeras diez o quince jornadas se quedó ahí porque parecía que iba a alcanzar los 38 goles de DON TELMO ZARRA — entonces de la misma forma que algunos resaltaban que se podía dar ese caso, deberían decir ahora que se ha estancado sin desmerecer sus 16 tantos –, no ha sido honesto con el Athletic dejándose querer día sí y día también de forma descarada con el único fin de sacar más pasta porque no va a ir a ningún sitio; está más que demostrado que lleva dos meses caminando por el césped todos los partidos metiendo si no me fallan los datos sólo un tanto,… y con la selección se parte el pecho a diferencia de lo que hace con el Athletic.
    Insisto por enésima vez. Esta es mi verdad. Y repito, un delantero que mete más de 10 goles por temporada es pa tenerlo en cuenta. Pero tampoco estamos ante Ronaldo como muchos quieren hacer ver.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.