Parecemos benjamines

Ayer eran casi las seis de la tarde y uno se quedó tocado… y hundido. Llegamos del Botxo el viernes con una gripe descomunal y el mal se multiplicó por infinito. Porque perder entra dentro de la lógica porque no somos el Barcelona o el Madrid. Pero consumar otra derrota — y van… — por fallos infantiles hace que uno se suba por los paredes. Y es que ya vale señores futbolistas del Athletic. Los errores de principiantes nos condenan. Ayer otros tres regalitos. El primer gol de Osasuna es de risa. Le llega el balón a Masoud, delantero pamplonica, a tres metros de la línea de gol y Amorebieta se queda tan tranquilo pidiendo “orsai”, le da un metro y nos encasqueta el bolichito. Somos unos expertos en levantar la mano para solicitar fuera de juego al colegiado. Ahora bien, en cuestiones de meter la pierna somos más ingenuos que el equipo benjamín de Lezama.

Aitor Ocio expulsadoLuego, llegó “la gran hazaña de Aitor Ocio“. Balón escorado en medio campo, Ocio se adelanta como un “mingafría” (frase acertadísima en su día de mi estimado Javi Clemente) a un jugador de Osasuna que es más listo y le roba la cartera a nuestro defensa y “El Beckembauer de Alava” se queda trasquilado y le da una patada al rival clarísima y de expulsión. Sí, era tarjeta roja por mucho que nos duela reconocerlo. Además, primero hay que mirarnos el ombligo y afirmar que lo de Ocio fue una cagada monumental. Y como no hay dos sin tres, en el segundo tanto de Osasuna el defensa asturiano Sergio entra como una exhalación solo y mete un golazo de cabeza. ¿Pero saben qué jugador nuestro tenía que marcarlo y estaba mirando para las musarañas, situación que se aprecia claramente por la televisión?. Pues el de “la zurda mágica” según el pelota y fantasma de Patxi Alonso. “La estrellita” Yeste estaba en el limbo en un momento crucial del partido y nos vinimos para Bilbao con cara de tontos.

Y claro lo más fácil es achacar a Jokin Caparrós su falta de ambición. Me gustaría ver a todos estos que se meten a técnicos y no tienen ni puta idea de lo que vale un peine (Patxi Alonso entre ellos) dirigiendo al Athletic ayer con un jugador menos en El Reyno de Navarra y con un Osasuna achuchando de lo lindo. ¿Qué haces te tranquilizas un poco con el empate en el bolsillo (Caparrós nunca echa el equipo atrás, esos son historietas para vender minutos de televisión) o te lanzas como un loco al ataque?. Yo abogo por lo primero.

Sin embargo, lo que queda es la derrota de nuestro Athletic, insisto, por tres fallos propios de la época prebenjamín. Y “no niego” que el Athletic jugase “el partido perfecto” como en ciertos momentos el pregonero de Patxi Alonso manifestó. Yo lo vi a cachitos por La Sexta y “puede ser verdad”, pero la realidad dice otra cosa muy diferente.

En resumen, esta opinión no repercute para nada en mis sentimientos Athletic. A remar todos juntos el próximo domingo en San Mamés en el choque ante el Deportivo. Yo desde Tenerife y ustedes desde ese incomparable marco de La Catedral. Nos jugamos muchísimo y hay que ganar. Pase lo que pase y estemos donde estemos ¡IÑAKI BETI ATHLETIC!, pero la verdad no se puede ocultar.


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Una Respuesta para “Parecemos benjamines”

  1. kostni dice:

    Somos unos benjamines, llevamos teindo siéndolo, y seguiremos siéndolo con gente como algunos veteranos de la actual plantilla.

    P.D: A la final con AurreraAthletic

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.