Permítanme soñar

Gabarra Athletic 1984De acuerdo. De sueños no se puede vivir, pero por una vez los pobres sí tenemos derecho a hacerlo. Yo me voy a permitir ese lujo. Sueño con un Athletic Campeón de Copa. Sueñó con ver a Orbáiz, Yeste, Amorebieta, Ocio,… levantando la Copa en Mestalla. Sueño con la emoción que me va a entrar si el árbitro pita el final del partido y el Athletic es campeón. Sueño con el abrazo que le voy a dar a mi aita si nos alzamos con el trofeo. Sueño con el beso que le voy a dar a mi mujer, sestaotarra de pro. Sueño con intentar ir al Botxo si mis obligaciones laborales me lo permiten. Sueño con estar al borde de la ría viendo subir la gabarra hasta el Puente de San Antón. Sueño con ver a los componentes del Athletic saludando a los bilbaínos desde el balcón del Ayuntamiento de nuestra Villa. Sueño con ver a los integrantes del Athletic subidos en camión descubierto como antiguamente recorriendo Vizcaya de punta a punta. Sueño con besar la Copa del Rey en miniatura que compré hace un mes en los aledaños de San Mamés. Sueño con poder decir “somos campeones”. Sueño con reunirme con todos los aficionados del Athletic que hay aquí en el Puerto de la Cruz y salir en algún barco engalanado con los colores del Athletic como si fuese una gabarra (ya hemos tanteado esa posibilidad). Sueño con el orgullo que voy a sentir cuando el Athletic se proclame campeón de Copa el próximo miércoles (bueno estaré igual de orgulloso si perdemos porque mi cariño al Athletic va más allá de un resultado). Sueño con mi aitite natural de Lekeitio, que aunque no era muy futbolero, sí amaba al Athletic. Ojalá nos dé suerte desde el cielo…

Y me van a disculpar pero ya no puedo soñar más porque pensar en un Athletic txapeldunak me produce ganas de llorar… de la alegría que siento. ¡Ojalá Dios Mío!. ¡Dános algo a los pobres que también nos merecemos sonreír después de veinticinco años!. Yo hago una promesa en esta página del amigo Eneko. Si el Athletic gana la Copa, voy caminando desde el Puerto de la Cruz a Candelaria. Allí, a unos sesenta kilómetros de mi pueblo, se encuentra nuestra amatxu canaria. No me costaría nada hacer el recorrido. Iría cuantas veces hiciese falta, si somos campeones. Y es que ya sólo quedan cinco días y la tensión aumenta. Creo firmemente que vamos a ganar la Copa. Porque nuestros jugadores saben que no pueden fallar. Y da igual que enfrente esté el Barca, el Milán o el Liverpool. Esa Copa es nuestra y nos la vamos a llevar a la tierra más pura y bendita del mundo, la vasca, y más concretamente al Botxito. Athletic mesedez no nos falles que está en juego el sentimiento de todo bilbaíno, de los que nos sentimos de allí a pesar de haber nacido a 3.000 kilómetros de distancia y de los que amamos al mejor equipo del mundo, el rojiblanco de San Mamés. Y no se olviden de que los sueños a veces se cumplen. Y este miércoles la excepción que confirma la regla será un hecho. ¡ATHLETIC BETI ZUREKIN!

Etiquetas: ,


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.