El Athletic se merece un notable

Tras la victoria del At. Madrid, nos ha quedado un cierto sabor amargo por no acabar sextos en el epílogo de la primera vuelta… pero es hora de hacer balance ocupando la séptima posición a un punto de La Liga Europea.

Y pese a esta circunstancia y ciñendonos única y exclusivamente a los números y al futuro que teóricamente nos espera — en estos momentos, tras el choque ante el Hércules no lo sé — creo que lo que ha hecho nuestro Athletic se merece un notable. Por posición en la tabla y por las expectativas que se nos presentan, merecemos esa calificación. Luego, evidentemente, debemos analizar detalle por detalle… ¿Qué podríamos tener más puntos?. Se cae de maduro. Si hubiésemos ganado todos los partidos seríamos primeros… Sin embargo, también podríamos tener menos… y ser últimos. ¡Joder, tras esta conclusión merezco El Premio Nobel!. Bromas aparte, insisto, en el notable por la puntuación que atesoramos y el futuro que nos aguarda. Ahora bien, hay aspectos que debemos criticar ya sea en sentido positivo o negativo. Antes que nada, vamos a hacer un recorrido por cada partido que hemos jugado porque según algunas opiniones nos hemos enfrentado a rivales de categoría regional.

Plantilla del Athletic Club 2010-2011

Abrimos La Liga ante el Hércules, un recién ascendido que tremendamente motivado te podía jugar una mala pasada… y se solventó la papeleta con un 0-1. Según opiniones de relieve, si no ganamos al Hércules apaga y vámonos. Luego, recibimos al At. Madrid en La Catedral y recuerdo que no dimos la talla. Ofrecimos muchas facilidades y cuando quisimos reaccionar ya era demasiado tarde. El marcador reflejó un 1-2 doloroso. Viajamos a Gijón y nos enfrentamos a un Sporting que en su campo presenta batalla a diestro y siniestro y si a eso unimos un fallo de Gorka “Pesetero Araña Negra” Iraizoz, costó mucho sacrificio igualar un 2-0 adverso… pero lo logramos. Tampoco valió ese punto para los grandes analistas de la materia balompédica. Posteriormente, afrontamos dos citas consecutivas en El Botxo. La primera frente a un equipo de envergadura, El Mallorca,… y le endosamos un contundente 3-0, conquista que no se valoró en su justa medida. Y la segunda nos midió al Barcelona. Y claro todos recuerdan la cagada del trencilla Mateu Lahoz al expulsar injustamente a Beckembauer Amorebieta en el minuto 34… y cargarse un choque que en ese momento iba 0-0 y teníamos ciertas opciones ante una auténtica potencia. En la sexta jornada visitamos al Valencia y recuerdo que fuimos un desastre. El primer gol ché de Aduritz fue de risa adelantándose al acabado de Aitor Ocio y lo mejor es dejarlo… Una semana después nos enfrentamos a un Zaragoza en apuros en San Mamés y ganamos 2-1. Tampoco fue suficiente para los eruditos. El conjunto maño fue al parecer un rival paupérrimo… En la octava cita liguera, se registró un 4-3 en Sevilla que fue realmente escandaloso. No entiendo ni entenderé nunca cómo un equipo, nuestro Athletic, mete tres goles fuera de casa… y encajamos cuatro. Lo cierto, es que fue penoso… El 31 de octubre recibimos al Getafe… y lo superamos 3-0, repito, ¡3-0!. De igual modo fue algo fácil porque enfrente teníamos a unos totufos… según algunos máquinas. En la décima jornada visitamos al Villarreal, uno de los gallitos, y pese a adelantarnos en el marcador nos metieron cuatro bolichitos. El 13 de noviembre doblegamos a un Almería en serios apuros por 1-0. Otro triunfo que se tiró al cubo de la basura porque según los entendidos “la liga está muy  barata”. Yo ante esta afirmación totalmente respetable, me descojono porque es tremendamente injusta. No se olviden de que en la campaña 2005-2006 conseguimos 15 puntos en la primera vuelta y en la campaña 2006-2007 no bajamos de milagro porque no le ganamos ni al Don Boliches. En la duodécima jornada hicimos el indio en Madrid. El conjunto merengue nos metió un 5-1 que nos dejó secos. Tras esta debacle, superamos a un rival correoso, Osasuna, apelando a la épica — otro aspecto que sirve para ganar – en La Catedral. Por lo visto, el triunfo fue coser y cantar. Tampoco se le otorgó el mérito deseable. En la jornada catorce, La Real se llevó el derby porque nuestro Athletic se quedó en El Botxo. Estuvimos en el césped de Anoeta, pero nos invadió una falta de actitud total y absoluta. El 12 de diciembre del año pasado, el Español, repito el Español, un oponente de mucha calidad, hincó la rodilla en San Mamés. De igual manera, esta conquista fue como cruzar La Ría en El Puente Colgante, es decir, ganamos sin levantarnos. En la jornada dieciséis, rompimos nuestra mala racha a domicilio y superamos la prueba de Levante por 1-2, terreno donde el galáctico Madrid sólo había podido empatar. Por enésima vez, los entendidos afirmaron que “si no ganamos en Levante, mejor nos retiramos”. El día dos del presente mes llegó creo que la mayor desilusión de la presente temporada. Derrota 1-2 ante el Deportivo en un momento crucial. Tres puntos nos hubieran metido de lleno en la lucha por el tercer o cuarto puesto. Luego, visitamos Málaga donde hicimos el pato… y pese a ello nos llevamos un punto de oro. Y en el último partido de la primera vuelta 2-1 frente al Racing, otra victoria que al parecer la conseguimos ante un adversario de lo peorcito del campeonato.

En definitiva, se ha estado más pendiente de infravalorar nuestros triunfos que de reconocer que San Mamés se ha convertido casi casi en un auténtico fortín y que nuestro Athletic ha sabido saldar citas complicadas en momentos complicados. No estamos jugando en La Liga de Dubai donde algún crack mete goles desde fuera del área sin oposición. Estamos jugando en un campeonato empinado y dificultoso donde absolutamente nadie te regala un balón.

Y lógicamente esta coyuntura no quita que hablemos de lo negativo. Y hay un dato claro. Un equipo, nuestro Athletic, que encaja 31 goles en 19 partidos no puede dar el salto definitivo al tercer puesto. No lo puede hacer ni en sueños. Y no lo hemos hecho porque en el plano defensivo somos un auténtico coladero, aspecto sobre el que no voy a incidir nuevamente porque ya saben de sobra mi opinión. Nos meten goles propios de categoría benjamín… y por lo visto nos tenemos que acostumbrar a ello porque nuestras estrellas no quieren cambiar. Punto y final.

Otro matiz para mejorar es nuestro rendimiento como foráneos. Ocho puntos alcanzados de veintisiete resultan un tormento y nos impiden meternos de lleno en la lucha por La Champions.

Seguimos. No sabemos finiquitar o matar los partidos en el momento propicio y eso nos conduce a pasar ciertos apuros cuando por ejemplo vamos ganando al Racing 2-0, nos meten un gol en el minuto 74 y las pasamos canutas hasta el final pudiendo haber anotado el 3-0 muchos minutos antes del gol cántabro.

Y no me olvido. No sabemos ganar a los grandes de La Liga. ¡Hombre, si perdemos por ejemplo ante Madrid, Barca, Sevilla, Villarreal y At. Madrid, y ganamos el resto jugamos La Champions seguro!. Por lo tanto, esto es relativo.

Y se me quedan en el tintero muchas cosas. Nuestros 29 goles a favor que son una buena cifra, el rendimiento pésimo de algunos jugadores, los once goles de Gary Cooper — cifra reseñable porque si mete otros tantos en la segunda vuelta llegará a los 22 y eso no es fácil conseguirlo, lo cortés no quita lo valiente — , el debut prometedor de Ekiza – esperen un poquito y no lanzen las campanas al vuelo porque me temo que pronto el txabal se va a contagiar de la debacle que existe en la retaguardia –, lo bien que estamos trabajando la estrategia, el trabajo y la clase que reúne Javi Martínez,… infinidad de temas.

Sin embargo, la realidad nos ofrece 29 puntazos en la tabla. Esta cifra es la que dicta sentencia y marca la pauta… por supuesto criticando lo que cada uno desee o alabando lo que a cada aficionado le apetezca. Repito, yo le otorgo a nuestro Athletic entre un siete y un ocho. El siete se me queda corto y el ocho me parece mucho. Por lo tanto, un siete y medio, es decir, un notable… hasta hoy porque no soy pitoniso. Jugando con mucha concentración, rotundidad en defensa y rapidez en ataque somos capaces de terminar La Liga en puestos europeos. Seguro. Actuando de manera contraria soy de esa opinión que señala que acabaremos el campeonato en octavo o noveno lugar. ¡AUPA ATHLETIC HASTA LA MUERTE ESTEMOS DONDE ESTEMOS!

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

4 Respuestas para “El Athletic se merece un notable”

  1. kekov dice:

    Me doy por aludido! jaja Es cierto que pienso que la liga está baratita, pero lo importante es estar a la altura, y creo que el séptimo es el lugar del Athletic. Por debajo será un fracaso, pero por encima un éxito… Aupa Athletic!!

  2. malikian dice:

    Estimado Iñaki,

    Reconozco que por una vez estoy de acuerdo contigo, y lo estoy en lo referente a la puntuación que otorgas al Athletic en esta primera vuelta del campeonato.

    SIn embargo quería aprovechar para pedirte que en esta segunda vuelta que comienza ahora, a ser posible controles un poco tus caificativos a los jugadores, me explico: lo que creo que no puede ser es dedicarse semana tras semana a llamar al personal “tonto”; “blandengue”, “pollo sin cabeza”, “gary cooper”, “pesetero”, decir que Javi Martínez no hace nada desde el mundial, etc, para acabar en enero diciendo que estás encantado, que hay aspectos mejorables pero que se están haciendo las cosas bien y que Javitxu es un tío estupendo dotado de una gran clase. O una cosa o la otra, ¿no? O menos cera antes o menos elogios ahora.

    A ver, que no es que yo defienda a los jugadores, que ya sabemos que los futbolistas en general tienen pocas luces, no destacan precisamente por sus cerebros y la mayoría saben leer despacito y gracias, pero hay que tener en cuenta que desde muy jóvenes están en lo más alto, ganando unas cantidades que no son normales sin estudiar ni trabajar (en trabajos normales, me refiero) y a veces les supera la situación, y sueltan chorradas. Lo mejor es ni escucharles, de hecho suelen decir todos las mismas gilipolleces repetitivas.

    Quiero aprovechar para decirte que te agradezco el esfuerzo de estar ahí escribiendo regulamente y aportando datos y datos que viene bien saber o recordar, pero a veces sobra un poco de ímpetu crítico y precipitación patriótica, ¿no crees? Mejor no mezclar fútbol y política porque son como el agua y el aceite y mezclarlos sacan lo peor de uno, en Bilbo, en Madrid y en todas partes, o yo al menos lo veo así.

    Aupa Athletic, beti zurekin!

    • kekov dice:

      Yo creo que Iñaki es bastante coherente, de Javi Martinez no ha hablado mal nunca. Si ha dicho que estaba cansado no creo que sea incompatible con decir que es un crack.
      No creo que mezcle nada con política, sinceramente. A veces exalta su patriotismo, pero tampoco me parece mal, siempre que se respeten todas las opciones.
      Sobre los calificativos… puedo estar de acuerdo, igual no es bueno tanto apelativo semana tras semana. Pero a pesar de ser yo el administrador del blog, siempre gozará de total libertad de expresión.

  3. Aranzamendi dice:

    Estimado Malikian, acepto tu crítica y te lo creas o no intentaré mejorar porque evidentemente no me arrepiento de nada, pero soy muy crítico conmigo mismo. Demasiado a veces por eso pido demasiado a los demás… Ah, y por cierto, lo de Gary Cooper no es de mi cosecha. Me remito al nombre que le puso el señor Patxi “Pelotero” Alonso.
    Ahora bien, querido amigo, yo jamás he dicho que Javitxu Martínez no haya hecho nada desde el Mundial. Te remito a leer mis artículos y verás que jamás me he pronunciado de esa forma. Todo lo contrario. Si siempre he dicho que es el pulmón y el futuro de nuestro Athletic…!.
    Por otra parte, “lo de menos cera antes o menos elogios ahora” creo modestamente, y te lo digo con toda la humildad del mundo porque ni soy nadie ni me creo nadie importante,que te equivocas. Si precisamente en este artículo digo lo bueno sin olvidarme de lo malo. Lo que pasa es que no voy a repetir hasta la saciedad que somos unos benjamines en el plano defensivo.
    ¿Lo de poder creerme más patriota que otros si es que lo piensas?, Jamás!. Eso es de fantasma y no me considero tal cosa. Ni soy del Athletic más que nadie ni menos que nadie. Ni soy vasco más que nadie ni menos que nadie. Lo que escribo lo hago sintiéndolo a más no poder ya sea en el sentido negativo o positivo. Lo doy todo como mi estimado Goiko en sus buenos tiempos. Es broma amigo eh!..
    Y lo de mezclar fútbol con política nada más lejos de mi intención aunque haya parecido lo contrario. Lo que pasa es que por ejemplo en el tema Griezmann me jode la mentira de un periodista y lo que manipulan desde la capital del Reino. Besarse la ikurriña no es un delito al igual que tampoco lo es que Raúl ondee la bandera española cuando ha ganado Ligas con el Madrid.
    En fin, te lo creas o no tomaré buena nota de lo que me has dicho… sin perder mi estilo lógicamente. Un fortísimo abrazo y afortunadamente nos une algo muy grande, un sentimiento único llamado ATHLETIC. Un saludo desde la isla del Teide.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.