Tengo miedo

Lo reconozco. Noto cagalera en el ambiente… y además a uno le invade el miedo. Lo siento. Soy así de claro porque mis pensamientos lo dictan. La cagalera inicial ya la hemos comentado en artículos anteriores. Integrantes del Athletic — sobre todo muchos jugadores  porque nuestro míster Kaparrós ha dicho que hay que enfrentarse a todos los rivales — tienen pánico a iniciar la competición por un supuesto complicado comienzo ante adversarios de entidad. Y yo les contesto lo que he dicho mil y una vez: aquel que tenga el calzoncillo mojado que se baje del barco y se quede en tierra. Hay que afrontar cada choque con las máximas garantías y expectativas, luchar hasta la extenuación, defender el bendito escudo de nuestro Athletic como cosacos al más puro estilo Zarra o Goico,… y ganar, ganar,… y ganar. Lo otro, son pamplinas que se montan aquéllos que de profesionales tienen lo que yo de tenista de alto nivel.

Y por otro lado nos topamos con la notable pretemporada de nuestro Athletic. Tres victorias ante equipos de entidad y un empate frente a un Segunda B, el Alavés. Y esta cuestión me genera cagalera. En este sentido, al que le entra ganas de acudir allí donde todos ustedes saben — y perdonen mi mala educación en el día de hoy — es a un servidor. ¿Y por qué?. Pues porque leo muchos titulares halagando el período estival de nuestro Athletic y me temo que algunos máquinas se lo crean y cuando llegue el primer partido en Alicante ante el Hércules nos peguemos un batacazo de estrépito. No es la primera vez que esto sucede en la historia del Athletic… ni será la última. Y empezar mal la liga es sinónimo de problemas clasificatorios posteriores. Y me pueden tachar de pesimista, de que no sé lo que quiero,… están en su pleno derecho.

Quien escribe lo único que pretende transmitir — a ver si lo consigo — a los jugadores de nuestro Athletic es que está muy bien ganar en pretemporada, pero los quiero ver con las pilitas cargadas en el campeonato y sobre todo en el primer partido en Alicante que hay que ganarlo sí o sí. En esta historia el que no se queja es mi estimado Jokin Kaparrós. El otro día manifestó que para él no es ningún problema que no haya habido fichajes de relumbrón. ”El Bilbaíno de Utrera” se adapta a lo que hay. ¡Chapeau Jokin!.

P.D: Ahora resulta que Amorebieta, según el fantasma de Roberto Gómez, periodista de Marca, no se va al Madrid ni al Barca. Lo quiere un equipo de Inglaterra si no recuerdo mal. El señor Roberto Gómez es un caradura de aquí te espero que se inventa las noticias porque no tiene ni puta idea cómo rellenar su página. Y por cierto, ahora el señor Amorebieta quiere jugar con la selección venezolana con los problemas que supondría para nuestro Athletic los traslados de un lado del mundo al otro en plena semana. ¿No dijo usted señor Amorebieta que iba a ser internacional por España hace algún tiempo?. Te llenaron la cabeza de pajaritos preñados y ahora recoges lo que has sembrado. Espabila y no cometas errores infantiles — porque la temporada pasada contabilicé más de veinte fallos de patio de colegio tuyos que le costaron a nuestro Athletic muy caro — e intenta amortizar la suculenta ficha anual que percibes al lado de tu mansión. Ser del Athletic no se dice en una entrevista, se demuestra en el campo partiéndose el pecho por el escudo. Al igual que hacemos muchos aficionados — no sólo yo, hay infinitos — que hace dos temporadas cuando quedamos subcampeones de Copa, me fui a las seis de la tarde desde Tenerife con escala en Madrid toda la madrugada, cogí a las siete de la mañana el avión con destino a Bilbo, empecé a ver La Final por la televisión en pleno Botxo con una gripe y fiebre monumental que me tuvo toda la noche hecho una mierda y al día siguiente estuve en El Ayuntamiento en pleno recibimiento aún con el cuerpo más pa allá que pa acá… y todo estando en el paro. E insisto, no soy ejemplo de absolutamente nada. Sólo soy un caso de muchos. El amor al mejor equipo del mundo se demuestra, no se plasma en habladurías. ¡AUPA ATHLETIC Y GORA EUSKALHERRIA HASTA LA MUERTE!. Cuando me muera quiero irme pa el otro mundo vestido de rojiblanco bilbaíno y con la ikurriña y la bandera del Athletic rodeando el féretro. Que mi aita me haya transmitido el amor por esos colores y esa bendita tierra es lo más grande que me ha ocurrido en mi vida.

Etiquetas: ,


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

4 Respuestas para “Tengo miedo”

  1. Aranzamendi dice:

    ¿Es cierto que Amorebieta tiene una suculenta cifra en su contrato que recibiría en caso de ser internacional… con cualquier selección, es decir, la española o la venezolana evidentemente?. Pregunto eh, no afirmo…

  2. Aranzamendi dice:

    ¿Son 45 millones de pesetas los que percibiría el señor Amorebieta por ser internacional…?

  3. kekov dice:

    Pareces nuevo Iñaki!! Pues casi seguro que la tenga, como la gran mayoría de futbolistas… se llama incentivos y es una de las grandes patrañas de los últimos tiempos. Al final sólo sirve para que uno presione para ser internacional, para que otro se enfade con su compañero por no regalarle el gol, para que tire el penalty uno que está “incentivado” o para que el entrenador regale minutos de la basura a unos u otros suplentes. Fútbol en estado puro.

  4. Aranzamendi dice:

    Estimado amigo Kekov, claro que sabía eso de los incentivos. Era sólo la puntilla que faltaba en el comentario… Un saludo

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.