Un jugador de muchos kilates

Citar el nombre de Manolo Sarabia es hablar de uno de los mejores jugadores que ha vestido la camiseta del Athletic. A “La Pantera Rosa” le vimos hacer auténticas virguerías dentro de un terreno de juego. Goles de todo tipo: en jugada personal dejando atrás a no sé cuántos contrarios, de pared con un compañero, de falta directa, de vaselina,… es decir, goles de auténtico crack. Sarabia pertenece a la estirpe de futbolistas que aglutinan una calidad infinita.

Sin embargo, el hijo pródigo de Gallarta no lo tuvo fácil. Tras debutar en nuestro Athletic a finales de 1976 y disputar tres partidos de Liga esa temporada gloriosa por la conquista del Subcampeonato de La Copa de La Uefa, fue cedido en el siguiente ejercicio al Barakaldo. Ahora bien, esta circunstancia no fue un obstáculo para que Sarabia regresase a San Mamés más preparado y más curtido y se convirtiese en un icono del Athletic desde 1978 a 1988.

Manu Sarabia llorando en Las PalmasY lógicamente Manolo está ligado clara y decisivamente a la conquista de Las Dos Ligas y La Copa del Rey de nuestro Athletic en los años 83 y 84. Y sobre todo al triunfo alcanzado en Las Palmas. Ese curso 82-83 Sarabia marcó 16 goles en el campeonato doméstico y se erigió en una pieza fundamental en los esquemas de Javi Clemente. Aún recordamos una escena preciosa a la conclusión de ese histórico partido celebrado en el Estadio Insular ante La U.D. Sarabia era entrevistado por el difunto paisano Alberto Bacigalupe y sólo acertó a decir “esto es lo más grande que me ha ocurrido…” porque en cuestión de segundos se echó a llorar como un niño. Y su excelente participación con el Athletic en esos años gloriosos provocó que el seleccionador español Miguel Muñoz se fijase en sus condiciones y fuese convocado para La Eurocopa de 1984. El combinado nacional se proclamó subcampeón y Sarabia tuvo el honor de jugar los últimos 13 minutos de La Final ante Francia. Y lógicamente todo tiene un final. Su despedida ante el Everton en un partido homenaje en San Mamés dejando atrás 382 encuentros con la elástica rojiblanca, lo que le convierte en el 16º jugador con más partidos a sus espaldas en la historia del Athletic.

Y perdonen la vanidad pero puedo presumir de que mi difunto suegro haya sido compañero de pupitre de Sarabia en el Colegio La Salle de La Gran Vía de Sestao hace más de 40 años. Y además no puedo olvidar lo que me sucedió en el año 84 en Lezama. Visitaba por primera vez Bilbo, fui con mi aita a ver entrenar al Athletic y aún recuerdo cuando nos acercamos a un 600 azul muy cascado que tenía Sarabia  para que nos firmase una foto suya. Esa imagen la tendré siempre presente en la memoria al igual que otra en la cena que se celebró en Las Palmas como consecuencia de La Primera Liga conquistada por Javi Clemente. Tuve el honor de estar allí por la amistad que tenía mi aita con nuestro expresidente Pedro Aurtenetxe, en el Hotel Santa Isabel de La Playa de Las Canteras, y recuerdo a un Sarabia muy formal cenando en una mesa junto a su familia si no me equivoco.

En fin, Manolo Sarabia fue un jugador de muchos kilates. Ahí están las hemerotecas para corroborar mi comentario y convertir a La Figura de Gallarta en una referencia de los años prodigiosos del Athletic. P.D: Mi admiración a Sarabia como futbolista no es óbice para afirmar que no me gusta nada la historia que vende como comentarista. Habla mucho, pero no aclara nada. Una cosa no quita a la otra.

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

8 Respuestas para “Un jugador de muchos kilates”

  1. kekov dice:

    Es de esa gente que podrían ser inmortales (Iribar) pero que su relación con Clemente y su actual papel como comentarista les convertirá en “simples” mitos.

  2. Fern dice:

    … que se cuidaba muy poco y que no tenía amigos en el vestuario… afeaba los fallos de los compañeros y eso a Javi le ponía de los nervios. Aquél era un equipo concebido sin fisuras de ningún tipo y los divismos eran muy mal vistos.
    Memorable el gol que le metió al Barcelona de HH en San Mamés (80-81) y al Real Madrid con Senekowitsch (3-0, 79-80).

    Lo que más pena me dio fue la grieta que crearon Javi y él total para que durara dos temporadas más (Iríbar y el primer año de kendall).

    • mcvan dice:

      Sobre el gol que comentas de Manolo al Madrid quería decir algo, ha pasado tanto tiempo que ya no sé si me equivovo en el recuerdo, pero igual alguien me lo confirma.
      Sarabia recoge un balón en el centro del campo y centrado, medio dribla a 3 tios antes de llegar al area, digo medio dribla porque regateaba tan fácil que no parecían ni regates. Entonces llega al borde del area por el centro y allí le espera el famoso Benito (central con mas fama de leñero del Madrid y del futbol español en aquella epoca), Manolo le rompe la cintura y le deja clavado, a media salida creo que de Garcia Ramon se la cruza fácil y gol.
      Mi duda es que siempre he tenido en la cabeza que una vez marcado el gol cuando Sarabia da media vuelta para volver al medio del campo y se vuelve a cruzar con Benito, este le estrecho la mano como reconociendo el mérito de la jugada.
      Antiguamente en San Mamés con ciertos goles se sacaban pañuelos, ese fué uno de ellos. (Aunque tampoco podría jurarlo, mi memoria falla demasiado).
      El otro gol que comentas contra el Barçsa de Helenio Herrera no le recuerdo, recuerdo uno contra el Barça también que el Athletic gana 3-0 y Sarabia mete uno de bolea con el interior del pie a centro desde la izda, pero no debe ser ese el que dices.

  3. Aranzamendi dice:

    Estimado Fern, tienes razón, en un equipo los divismos deben quedar de lado. No deben existir para que el equipo funcione. Y por catalogar a Sarabia de jugador de muchos kilates no me contradigo en mis opiniones. Yo detesto al jugador divo, que se cree superior al resto y que no lo demuestra… o lo demuestra muy de vez en cuando (por ejemplo, “el crack” de Basauri), que desprecia a los medios de comunicación, que hace ascos a la afición que le ha pagado una buena millonada durante once temporadas tocándose los cojones en infinitas ocasiones (no hace falta ser muy listo para saber a quién me refiero)… Todo esto no sirve y hay que tirarlo al cubo de la basura.
    Ahora bien, que me comparen como he escuchado infinitas veces a Sarabia con Yeste es como comparar a un servidor con el desaparecido Paco Umbral. Sarabia con sus muchos defectos y cosas malas dejó una historia que se puede comprobar en vídeos. Anotó goles antológicos. A otros, o mejor dicho a otro, se les recordará por… no sé porque ahora mismo no recuerdo nada importante que haya hecho.
    Por lo menos he intentado explicarme, desconozco si lo he conseguido. Un abrazo para todos.

  4. Fern dice:

    Ya, pero Maradona también hizo cosas fantásticas y jamás lo tendría en mi equipo.

  5. Tom dice:

    A mi la verdad esque eso queda años atras de mi nacimiento,no puedo opinar,pero espero ver algun dia y pronto un titulo del Athletic…

  6. josean dice:

    era fino la pantera rosa lo apodaban era de muchos kilates tenia anchura y era finisimo regates como al madrid ,barsa han quedado en la retina de un seguidor del athletic como yo que lo vi jugar en el athletic , barakaldo era unico creo que el afer clemente y el perjudico al athletic y a la aficion pero si dire que el reconocimiento siempre lo tendra en los corazones de los leones fieles seguidores aupa manu

  7. [...] Por el club han pasado futbolistas de una grandeza absoluta. Ya me dirás qué tiene que ver Sarabia con el fútbol británico de su época”, reflexionaba Rodrigálvarez. En ese escenario surge [...]

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.