Un punto de oro

Sí, el Athletic conquistó en El Molinón un punto de oro. Un empate que convierte el próximo envite ante el Betis en San Mamés en una auténtica fiesta donde tenemos que sellar definitivamente la salvación para encarar La Final de Copa con la moral por las nubes.

El Athletic celebra el gol en GijónPero centrándonos en el choque de esta tarde, el Athletic estuvo gris y apático hasta el minuto sesenta en el que nos metieron el gol y despertamos del letargo. Era el típico partido que parece que tienes controlado con el 0-0, pero que en cualquier momento te meten un gol y luego cuesta Dios y ayuda remontar. Retornamos a los habituales errores defensivos y el cuarteto integrado por Iraola, Amorebieta, Ocio y Koikili fue muy vulnerable sin pasar excesivos agobios. Y precisamente Iraola completó un partido con fallos y regalos al contrario increíbles. Estuvo irreconocible el excelente jugador donostiarra. Además, una vez que el Sporting y su afición comenzó a reclamar absolutamente todo al colegiado, nos contagiamos del ambiente infernal que reinaba en El Molinón y nos invadió el miedo. Y de esta forma, lo dicho, otro gol de benjamín encajado — que me expliquen en qué estaban pensando Amorebieta y Koikili en el tanto asturiano porque Bilic anotó más solo que la una — y a jugar con prisas porque la derrota nos metía nuevamente en el lío del descenso. Y tuvimos varias ocasiones hasta que nos apareció San Mamés y logramos el golito del empate, eso sí con suspense, aunque como se pudo apreciar por televisión fue legal. Y todos los aficionados rojiblancos explotamos de júbilo porque supone un punto importantísimo. Y como uno se aferra a las matemáticas — no a lo virtual — hay que superar al Betis este sábado y relegar a un segundo plano la tensión acumulada.¡ Y es que como sufrimos por nuestro Athletic del alma!. “Nire ama eta nire neska” me dicen que un día voy a morir de un infarto viendo un partido del Athletic. Es igual. Bendita muerte y dichoso sufrimiento. No se olviden que estamos compitiendo con los mejores equipos del mundo y con nuestras limitaciones — bendita filosofía — y por lo tanto ya sólo estar en primera división es un éxito. Y si a eso, sumamos ganar la Copa dentro de diez días, sacamos la gabarra y comenzamos a llorar de la emoción.

Y por cierto, no se preocupen por el 2-6 y la exhibición que le endosó el Barca al Madrid ayer sábado en el Bernabéu. La Final del Torneo del K.O. será otra historia. El Athletic se dejará la piel en el campo y asfixiará al Barca para que no pueda maniobrar. Vamos a ser campeones y lo vamos a celebrar con Kalimotxo durante los próximos veinte años. ¡IÑAKI BETI ATHLETIC!.

Etiquetas:


Un tinerfeño vasco por los 4 costados. Siempre agradecerá a su padre haberle inculcado el amor por el Athletic de Bilbao. No soporta a los jugadores que van de estrellita. Él y su sestaotarra mujer Zuriñe nos invitan al Bar Mendi que regentan en el Puerto de la Cruz.

Deja un Comentario

© 2013 harrobi.com. Todos los derechos reservados.